Moviéndonos con el movimiento


Moviéndonos con el movimiento


Por Francisco Jorquera Valdés
Psicólogo, Docente Academia Holística
Gerente de Conciencia y Desarrollo INGEMECANIC

Desde que comenzó el movimiento social (que actualmente cursa en Chile, que busca dar cuenta, a groso modo, de la desigualdad social en nuestro país y que hoy esta confluyendo en un cambio de nuestra Constitución política, entre otras cosas), me fue inevitable vincular lo anterior a lo que está ocurriendo en procesos individuales y que tiempo antes empezaron a desatarse en muchas personas, ya sea en clientes y entorno cercano, incluyéndome.

Desde mi punto de vista, lo que ocurre a nivel país es un reflejo de lo que esta ocurriendo a nivel individual en cuanto a un sin número de necesidades insatisfechas o visto a la inversa, lo que nos ocurre a nivel individual está reflejando movimientos a nivel país. Por lo anterior, esta crisis está dando una gran oportunidad a nivel personal de mirar áreas obsoletas en nuestra vida. Esto invita a formularnos algunas preguntas para realizar de manera personal:
¿Qué áreas de mi vida están en crisis?, ¿qué áreas de mi vida dejé de lado/postergué?, ¿en que áreas de mi vida abuso de mi/permito abusos?, ¿qué facetas de mi están en condición de transformarse?, ¿en qué áreas de mi vida culpo a los demás de mi “mala” suerte?, ¿qué aspectos de mi vida veo imposibles de cambiar?, ¿en qué áreas de mi vida estoy en guerra?, ¿qué facetas de mi están muriendo y sigo sosteniendo?, ¿qué no quiero soltar? ¿en qué áreas de mi vida doy más de lo que puedo dar?, etc. Todas estas preguntas nos permiten adentrarnos en un proceso individual, que puede llevarnos a revisar aspectos sombríos y la oportunidad de iluminar, si así se elije, dichas áreas personales. Todo esto impulsado y gatillado por un fenómeno social, lo que facilita entrar en contacto, además, con nuestro poder personal, movernos con la crisis país, aprovechar esta fuerza y “movernos con el movimiento”. Lo antes expuesto es una tremenda oportunidad de conectarnos nuevamente con la consciencia de unicidad, es decir, la conciencia de que formamos parte de un todo y estamos íntimamente relacionados con todos y todo, por lo qué, lo que ocurre fuera de nuestra individualidad es el reflejo de lo que hacemos internamente y lo que hacemos internamente se proyecta en el afuera.

Ahora bien, observemos este fenómeno a nivel macro y veamos a nuestro país (Chile o si lo quieres acomodar a países de la región, también aplica) como una persona. Lo primero que podemos observar es que nos encontramos frente a un país en crisis y al igual que en una persona ésta surge por posturas obsoletas de formas de pensar, sentir, vivenciar, experienciar y actuar. Si seguimos con esta analogía, ha sido muy revelador leer y escuchar la frase “Chile despierto” o “Chile despertó”. Estas frases dan cuenta, justamente, de lo que ocurre en procesos de cambio, en donde, para que ocurran éstos, necesitamos darnos cuenta de algo, que seguramente empezó a molestar e incomodar hace tiempo pero que ahora se hace evidente junto con la oportunidad de cambio. Este “despertar” frente a un fenómeno (por ejemplo la desigualdad social) promueve el “darnos cuenta” o “tomar conciencia” de lo que ocurre y frente a este hecho es casi imposible “dormirnos” o dejar de “ver”. Es importante señalar sobre lo anterior, que existen diferentes mecanismos también para dejar de “ver” ya que lo que se miró causa tanta angustia y se observa como algo imposible de cambiar. Lo anterior fomenta que se desplieguen altos montos de energía para dejar de “ver” lo que se hizo consciente y surgen mecanismos de defensa frente a este fenómeno que causa angustia, como por ejemplo evadir, negar, crear realidades paralelas, proyectar, somatizar etc., lo que hace que se siga en la dinámica disfuncional.

Por otra parte, podemos movilizarnos con esta crisis y empezar a trabajar para mantener esta actitud “despierta” o consciente de que, así como de manera individual podemos darle un espacio a lo que nos sucede y empezar a hacernos cargo de esto, de manera social podemos hacer lo mismo, hacernos cargo de lo que sucede, ya que esto no es ajeno a nosotros como sociedad, es algo que hemos construido, aceptado y validado, por lo que darle un espacio a esa actitud nos permitirá seguir avanzando a cambios profundos, que vienen de nosotros mismos y de desarrollar la actitud de auto responsabilidad, es decir, somos constructores activos de nuestras vidas, de nuestra realidad, de nuestra sociedad por lo que podemos elegir realizar las acciones necesarias para hacer cambios.

Hoy, observando el fenómeno de manera individual y llevándolo a una mirada macro social, podemos decir, bajo esa misma lógica, que nos encontramos en crisis de manera personal, chile se encuentra en crisis, Latinoamérica se encuentra en crisis, el mundo se encuentra en crisis.

Finalmente la invitación es a que vivamos nuestras vidas de una manera más consciente. Podemos elegir seguir buscando culpables o hacernos cargo de lo que hemos creado y cambiar sin dolor.


Dedicado a mi madre Irma Praxedes Valdés Valenzuela


Tags: movimiento    social    chile    movimiento social    espiritualidad    cambio personal    chile    chile despierta    chile despierto   

Suscríbete a nuestra Lista de WhatsApp